Saltar al contenido →

Consejos a la hora de decorar una habitación infantil

¿Os habéis encontrado en el caso de buscar muebles para habitaciones infantiles? Si ya es complicado de por sí decorar cualquier estancia, incluso nuestra habitación teniendo claro lo que queremos y lo que no, sólo hay que imaginarse lo difícil que resulta hacerlo para nuestros hijos, cuyos criterios se limitan a todo aquello que inunde de color y juguetes su dormitorio. Para que la tarea no resulte ni sobria ni convertir una parte de tu casa en una guardería, os ofrecemos una serie de consejos a la hora de decorar una habitación infantil.

coche

Imagen:dormitoriostematicos.com

Sigue un mismo estilo o temática

No hay problema alguno en que la habitación sea colorista. El problema viene cuando acudimos a pastiches como mezclar varios estilos o intentar imponer nuestro gusto combinándolo con el de nuestros hijos.

Si queremos una habitación elegante, podemos amueblarla por entero en madera y añadirle elementos que den juego a nuestro hijo, como el timón de un barco pirata que le traslade todos los días a la hora de jugar y dormir al mar Caribe, o que toda la estancia simule ser una casa del árbol. ¿Habéis probado a consultar el catálogo de empresas que se dediquen a los dormitorios temáticos? Trabajan con muebles de diseño y primeras calidades que agradarán a padres e hijos ahorrando el dolor de cabeza de contentar a ambos.

Ojo a los básicos

Cama-armario-escritorio son el tridente de toda habitación. Debemos cuidar que estos elementos que captan rápidamente nuestra atención nada más entrar sean del gusto y agrado de ambos. De nada sirve una cama sobria y sin gracia si intentamos crear un ambiente imaginativo a nuestro hijo, que seguramente aceptará cualquier otra concesión “clásica o conservadora” al gusto paternal si disfruta de una cama que simula ser todo un Ferrari de carreras.

Cuidado con los trastos

Puede que no lo contemples, pero ten por seguro que en algún momento la habitación parecerá un campo de minas lleno de juguetes. Para ello, dispón de muebles en los que sea muy fácil coger y recoger juguetes del tipo coches, muñecas, peluches etc.

Arcones, cajoneras de gran tamaño… las opciones son múltiples y no tienen por qué desentonar con cualquier estilo, ¿Qué persona de cualquier edad se resiste a un baúl de madera / cofre del tesoro?

La pintura: esencial

Del color que pintemos la habitación dependerá cuánto protagonismo queramos sumar o restar a los muebles. A los tres muebles básicos a los que nos referíamos unos colores alegres y que rompan la monotonía le puede ir muy bien, pero también debemos tener en cuenta que si tenemos muebles tan imaginativos como una cama con luces, bluetooth y radio incorporada, al igual no nos hace falta unas paredes pintadas de un color llamativo, ya que tampoco es cuestión de convertir la estancia en un salón recreativo.

Juega con el espacio

Si la habitación es pequeña, sólo necesitas muebles que sean multifuncionales (camas-nido, literas con armario incorporado etc.) pero que destaquen por sí solos. Si la habitación es grande, desgrana estos elementos en pequeñas piezas a juego (en vez de un armario grande, un armario de menor tamaño y cajoneras a juego que se distribuyan por toda la habitación, varias mesitas de noche etc.).

La clave está en aprovechar el espacio sin causar sensación de barroquismo y que toda la habitación, sea grande o pequeña, mantenga un mismo criterio decorativo.

Publicado en Diseño Interiorismo Muebles

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *