Saltar al contenido →

Tipos de reformas para sacar provecho a nuestro hogar

Nuestro hogar es nuestro espacio más sagrado, por ello, procuramos que no sólo nos sea cómodo, sino también que nos luzca como el primer día. Para que esto ocurra, es conveniente que cada cierto tiempo le realicemos una reforma. Pero en el mundo de las reformas, no es lo mismo “retocar” que “cambiar”, al igual que no es igual una reforma integral en Barcelona que en un entorno rural. Varios son los diferentes factores que determinarán el tipo de reforma más conveniente, ¿cuáles son?

reforma1

Imagen: adaptareformas.es

Reformas integrales

Una reforma integral consiste en cambiar de forma completa toda la casa: ya sea para cambiar la solería, para redistribuir las habitaciones o incluso para ampliarlas o reducirlas.

Las reformas integrales son complejas pero ofrecen resultados espectaculares, ya que resultan como “cambiar de vivienda” solo que disfrutando de la misma localización. Conviene acudir a ellas cuando se quiere renovar por completo la casa o cuando han pasado suficientes años como para que un simple arreglo nos haga recuperar el brillo y la alegría de una habitación a estrenar.

Reformas parciales

Cuando el interior de la casa se encuentra en buen estado, al igual una reforma integral puede resultar excesiva, por lo que se puede ir acudiendo a reformas parciales que además impedirá que tengamos que convivir con una casa “patas arriba” durante un periodo de tiempo.

Por otra parte las reformas parciales también se llevan a cabo para “modernizar” estancias, sobre todo cocinas y cuartos de baño, que son las que peor llevan el paso del tiempo.

Interiorismo

Para reformar no hace falta tirar tabiques ni levantar solería, ni tan siquiera tocar algún elemento de la construcción. Podemos reformar una casa simplemente acudiendo a expertos interioristas y decoradores que puedan ayudarnos cambiando y actualizando la distribución de los muebles, así como añadiendo otros elementos prácticos que devuelvan a la casa el estilo que merece.

Tampoco es necesario siempre tirar a la basura todos los muebles y reemplazarlos por otros más contemporáneos. En ocasiones, un sencillo toque de pintura puede hacer milagros con el aspecto de nuestra propiedad.

Instalaciones

Otro tipo de reforma consiste en aquella destinada a cambiar las instalaciones de la casa o incluso domotizarlas. Desde conseguir una climatización que irradie calor a través del suelo hasta controlar la temperatura mediante un termostato.

Este cambio en las instalaciones no sólo sirve para convertir nuestra vivienda en una casa digna del S.XXI, sino que también permite ahorrar y convertir nuestra propiedad en una vivienda 100% ecológica, respetuosa con el medio ambiente.

Reforma de exteriores

No nos debemos olvidar que al igual que la cara es el espejo del alma, la fachada lo es de nuestra vivienda. Aunque no debemos descuidarla en el caso de edificios comunitarios, es en los entornos rurales que anteriormente indicábamos donde más necesaria se hace, para devolver el encanto y proteger el interior de la vivienda.

Si no tenemos el privilegio de vivir en una zona campestre, podemos no obstante convertir nuestra terraza en un jardín digno del Edén gracias a una buena reforma de terrazas y áticos.

Publicado en Consejos de bricolaje Diseño Interiorismo

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *